La actriz Salma Hayek reveló que llegó a pensar en su propia muerte debido a que su contagio de Covid-19 fue muy severo, a tal grado de que fue aislada por siete semanas en una habitación de su casa en Reino Unido, la cual comparte con su esposo y su hija de 13 años.



Mencionó que necesitó atención medica en el hospital, pero prefirió sanar en casa y solo esperar a que ocurriera lo mejor, sin embargo, la situación se complicó, incluso requirió un tanque de oxígeno.

Mi médico me suplicó que fuera al hospital porque estaba muy mal. Dije ‘no, gracias, prefiero morir en casa’

La actriz mexicana detalló que la recuperación fue lenta, hasta el día de hoy no recobra la energía y aún lidia con las secuelas que le dejo el virus, como la fatiga. Esto no le impidió que su participación en la de Scott fuera perfecta, cinta protagonizada por Lady Gaga y Adam Driver, donde su personaje tuvo una aparición especial.  

Fue fácil. Fue el trabajo perfecto para volver a hacerlo. Había empezado a hacer Zooms (videollamadas) en un momento, pero solo podía hacer algunos porque me cansaba mucho”, dijo.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *