El conflicto entre Julián Gil y Marjorie de Sousa continúa, pues desde hace varios años han mantenido una disputa legal por la custodia de su hijo. Recientemente, el argentino declaró que su ex pareja padece de un síndrome mental por el cual no le deja tener contacto con Matías.

Yo creo que la gente también debe de entender que la señora padece una enfermedad que es alienación parental, son millones de personas que lo padecen. Mientras no concienticen que es una enfermedad, Matías y yo vamos a seguir separados”.



Asimismo, mencionó que no ha logrado crear un vínculo con el menor, ya que lleva varios años sin convivir con él. Tampoco es que lo extrañe, porque no puedes extrañar algo que no conoces, alguien con quien no has hecho vínculo. Me encantaría extrañarlo, tener un vínculo con él”.

De acuerdo a Richard Garner, el Síndrome de Alienación Parental (SAP) sucede cuando la madre inicia una campaña injustificada de denigración en contra del padre a través de las y los niños como mecanismo para sancionar a sus esposos y obtener de ellos algún tipo de beneficio o consideración.

Por otra parte, Julian reveló que Nicolle se casará el próximo 10 de septiembre en Madrid, por lo que no subrayó que no está lista para entregar a su hija en el altar.

Es el proyecto más importante de mi vida, se casa en Madrid (…), no estoy preparado, me cuesta pensar y me dijo que me quiere ver llorando el día de la boda. Él es español y decidieron irse a Madrid, él tuvo un proceso de cáncer muy fuerte, gracias a Dios ya lo libró después de 17 quimioterapias y va a haber una doble celebración”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *